viernes, 16 de enero de 2009

Extrañezas

Este mediodía -mientras almorzaba con el MF Marvin Guevara, recientemente electo Presidente de la Federación Salvadoreña de Ajedrez- pronuncié una frase que me produjo una de esas sensaciones de extrañeza, como cuando uno no se reconoce a sí mismo. Dije: "... y cuando yo comencé a llegar a la FSA, hace veinte años...". Y es cierto, pues fue por aquellos años cuando pasaba los crepúsculos jugando partidas informales en el entonces derruido Palacio de los Deportes (casi un atentado a la integridad física por causa del terremoto de 1986), tiempos de los cuales datan mis primeras partidas oficiales y las ansiosas horas de competencias en medio de una saludable semi-ceguera de los escaques para novatos ("quien no sabe es como quien no ve").

Veo la foto, me reconozco ahí (aún con pelo, lentes acrílicos gruesos, menos libras, un aire juvenil..), pero por más que lo repito, no me lo creo del todo: veinte años de jugar, estudiar, competir, enseñar y disfrutar del ajedrez. Veinte años. Veinte...