sábado, 31 de enero de 2009

"Duo-pack" con consecuencias

De un tiempo hacia acá, ciertas películas vienen en una especie de “duo-pack” temático (como “Saving private Ryan” y “The thin red line”, o “The illusionist” y “The prestige”). “Infamous” y “Capote” son, argumentalmente hablando, casi idénticas; no obstante, la segunda fue más premiada que la primera, aunque la primera, a mi parecer, es más interesante que la segunda, pues hay un mejor trabajo teatral, escénico, anecdótico y dramático. No profeso un culto especial hacia la obra o la figura de Truman Capote (de breve y memorable aparición cinematográfica en “Murder by death”); en cambio, me resultó especialmente interesante la personaje Nelle Harper Lee (Sandra Bullock en una, Katherine Keener en otra), vecina, asistente y amiga del peculiar escritor (¿cómo lo soportaba?), tanto así que me encuentro sumergido en la agradable lectura de su única novela, “Matar a un ruiseñor”, de cuya extracción y comentario de citas y estructuras de pensamiento puede que me ocupe al finalizarla.