viernes, 23 de octubre de 2009

Una gran mala idea

Lo de la foto es un paquete de toallas con el diseño de la bandera nacional, puestas a la venta en un supermercado local. Supongo que con el entusiasmo patrio exacerbado por la bonita selección nacional de fútbol que tuvimos en la pasada eliminatoria, a alguien se le ocurrió esta brillante idea (nótese la ironía). Seguramente nadie se puso a pensar en que una toalla de ese tamaño, si es que realmente se va a usar como toalla (pues de otro modo habría mejor que comprar una bandera-bandera), producirá el resultado de estarse pasando cotidianamente la mismísima bandera nacional por el honorable trasero y otras partes pudendas aledañas, para no mencionar las patas chucas con hongos rebeldes. ¡Qué les pasa, señores textileros!