sábado, 21 de febrero de 2009

El gran Clouseau

Además del extendido tiempo de diversión y la satisfacción de remembranzas propias de la edad madura, otros descubrimientos y confirmaciones he conseguido al ver las cinco películas de Peter Sellers como el inspector Clouseau. En general, concuerdo con el juicio de la crítica sobre que “A shot in the dark” (presentada en 1964, aunque fue la primera filmada) es la de mejor nivel, por ser más compacta y unitaria, si bien a la caracterización del detective torpe le falta todavía el elemento hilarante del extremado acento “fgancés” y el esplendor maravilloso de los disfraces, que alcanzan su culminación en “The revenge of the Pink Panther”, de 1978.

El filme que dio origen a la franquicia (“The Pink Panther”, de 1963), sin dejar de ser cómica, realmente no está enfocada la figura de Clouseau, sino sobre el personaje de Sir Charles, encarnado por David Niven. En cuanto a “The return of the Pink Panther”, de 1975, yo diría que es una continuación suficiente, aunque algo repetitiva en cuanto a las bromas y tramas secundarias y, sobre todo, con un argumento un tanto débil. La que me gustó menos, ahora y hace más de treinta años, fue “The Pink Panther strikes again”, de 1976, aunque paradójicamente es la que más se asemeja a los argumentos típicos de la caricatura.

La única comprobación un tanto decepcionante es que, en efecto, la caracterización básica del personaje del Chapulín Colorado, de Chespirito, como un súper-héroe incompetente, no es sino un calco de Clouseau, lo que disminuye en algo (aunque no en mucho) mi admiración por uno de los iconos culturales de mi infancia.