miércoles, 29 de febrero de 2012

Shakespereando

"Our revels now are ended. These our actors, as I foretold you, were all spirits, and are melted into air, into thin air. And like the baseless fabric of this vision, the cloud-capped towers, the gorgeous palaces, the solemn temples, the great globe itself, Yea, all which it inherit, shall dissolve. And, like this insubstantial pageant faded, leave not a rack behind. We are such stuff as dreams are made on; and our little life is rounded with a sleep."

The Tempest, by Shakespeare (act 4, scene 1).

Entre el documental y la película, "Looking for Richard" (1996)muestra la búsqueda del alma de un personaje, el deforme rey Ricardo III; cuya curiosa conexión con el gran público en tiempos más cercanos se realizó a través del Tío Scar en "El Rey León", de Disney.

La interpretación de Al Pacino es tan impresionante como para sentir auténtica repulsión y no obstante interés por conocer las motivaciones de tal abyecto ser, arquetipo de oscuros personajes que manipulan situaciones y personas para instalarse en el poder y defender su estatus como sea.

El detalle interesante viene dado por la incrustación de la cita de otra obra del autor, "La tempestad". El párrafo, si bien sacado de otro contexto, recuerda y medita -dentro de la filosófica característica del barroco- sobre la transitoriedad y la nada.

Dice así:

"Nuestra fiesta ha terminado. Los actores, como ya dije, eran espíritus y se han disuelto en aire, en aire leve. Y, cual la obra sin cimientos de esta fantasía, las torres con sus nubes, los regios palacios, los templos solemnes, el inmenso mundo y cuantos lo hereden, todo se disipará. E, igual que se ha esfumado mi etérea función, no quedará ni polvo. Somos de la misma sustancia que los sueños, y nuestra breve vida culmina en un dormir."

Aplausos.