viernes, 10 de agosto de 2007

Adita ya es "master"

Adita apareció en las clases de ajedrez que por la tarde daba yo hace algún tiempo en la institución educativa donde laboro. Tenía once años y era de esas niñas acaparadoras de la atención docente en toda aula, a veces con carácter de monopolio. Sin embargo, se le quedaba viendo al tablero con ojos enormes, como no lo hacían otros compañeritos de su edad, mientras se mordía los dedos de su mano derecha y tramaba aparentes disparates para con piezas propias y enemigas. Quizá el ser zurda hacía que viera las cosas de otra manera, porque a los pocos meses mostró una inusual habilidad para resolver los ejercicios y hacer cálculos abstractos, además de sorprender con lances inesperados a sus incautos rivales. El tiempo que duró esa primera formación me dio la certeza de un descubrimiento y, luego de unos quince meses bajo mi tutela, fue llevada al local de ajedrez del Instituto Nacional de los Deportes para continuar su desarrollo como atleta del pensamiento, creciendo en fortaleza. Ahora, más de ocho años después y tras muchos meses de no verla, me entero de que Ada Marcela Castaneda logró su título de Maestra Internacional de Ajedrez. En esta conquista, evidentemente, han contribuido muchas personas y circunstancias, pero como estas líneas son sólo mías, pongo en ellas mi orgullo docente, por aquella cuidadosa siembra que ahora da cosecha.