martes, 24 de marzo de 2009

Fin de ciclo

Largo, este elegante perro salchicha que nos acompañó durante doce años, ha finalizado su ciclo vital. Esta tarde, dado que sus dolencias le eran insoportables y no tenían perspectivas de mejorar, le fue aplicada la eutanasia, tras el acuerdo unánime de la familia y, si hubiera podido consentirlo, seguramente de él mismo. Sus restos yacen en el jardín, desde donde poco a poco sus moléculas pasarán a formar parte del decorado. Reconocemos su significativo aporte como mascota de compañía en el mantenimiento de los buenos ánimos familiares, durante el tiempo que estuvo con nosotros. Hay bastantes anécdotas que perdurarán en la memoria colectiva, las cuales probarán su existencia. Ahora, en este último tránsito, también nos ha ayudado a reflexionar y enfrentar con fortaleza el destino perecedero e inevitable de todos los seres vivos. ¡Descanse en paz a quien en vida fuera Largo, nuestra extensa mascota!