domingo, 31 de agosto de 2014

Entonces lo supe

DIEZ PERLAS DE SABIDURÍA EMPÍRICA EN 140 CARACTERES O MENOS

Supe de la gratuidad de las leyes de tránsito cuando le pusieron otra esquela a aquel motorista de microbús con US$3K en multas sin pagar.

Supe (o recordé) cómo se fragua la cultura nacional tras leer la gran sacada de trapos sucios a la Bailarina, cortesía de la Escritora.

Supe de nuestra vulnerabilidad política cuando endiosamos y le dimos el poder a un magnífico lanzador de críticas... por esa sola virtud.

Supe de la altura intelectual del público ilustrado cuando pidieron bajar el volumen a músicos de trova y poesía, para platicar a gusto.

Supe el estado real de la fe popular cuando el vecino no firmó la queja contra el ruido del culto porque no quería que Dios lo castigara.

Supe los criterios de la prensa especializada cuando declararon "Hacer nuestro el universo" la mejor canción nacional de todos los tiempos.

Supe en qué se habían convertido los programas de análisis al ver al Pornoabogado como panelista consuetudinario.

Supe que la literatura jamás volvería a ser fuente de orgullo nacional cuando vi a adolescentes leyendo fascinados "El asco", de H.C. Moya.

Supe que no estamos en ruta a otro Mundial cuando, 25 años después, aún hablamos del Mágico como si fuera nuestro mejor jugador activo.

Supe que la civilización había dado un paso atrás cuando "Ingrata", de Café Tacvba, era cantada a gritos por multitudes juveniles.