lunes, 11 de diciembre de 2006

Dream team

Equipo de baloncesto del Colegio Salesiano "Santa Cecilia", campeón invicto en los Juegos Deportivos Estudiantiles, categoría "Juvenil - A", 1983. En cuclillas, desde la izquierda: Roberto "el Guardia" Hernández, Miguel "Yisus" Torres, Mauricio "Cocoliso" Cruz, Jorge "Canito" Rivera, Jorge Navas y Héctor "el Socio" Solano. Parados: Jorge Kattán, Francisco "Billy" Quiteño (entrenador), Carlos "Cucha" Mendoza, RFG, Mario "Caballo" Vásquez y Edgar "el Chafa" Díaz. Falta el Eduardo "el Zurdo" Barrera.

Contrario a la creencia popular, mi relativa elevada estatura no se deriva de haber jugado baloncesto sino todo lo contrario: me animaron a hacerlo, precisamente, por ser "alto", pues ya en aquella época, a mis quince años en 1982, medía de largo exactamente lo que ahora: 1.91 m.

La dificultad, de cara a la afición, era que durante toda mi vida mis intereses habían sido musicales y no deportivos, por lo que el arte del basketball era para mí tan desconocido como la acupuntura.

Pese a mi carencia total de técnica y por razones que tal vez no he querido indagar a fondo, me involucré en la aventura de entrenar con el primer equipo del colegio y, a los pocos días... me fue recomendado primero un período de maduración en "Juvenil - A".

Así lo hice y, aunque pasé la mayor parte de la temporada en el banquillo, recuerdo aquella experiencia con muchísimo cariño: éramos un verdadero equipo, no teníamos adicciones indeseables y, pese a bromas y disgustos, nos sentíamos respetados.

Cuando Billy, el entrenador, estuvo a punto de dejar el puesto por problemas con su horario con la universidad, acordamos entrenar en el único horario posible; es decir, de 5:30 a 6:30 a.m., antes de la jornada académica. A esa hora, el ingreso al colegio sólo podía hacerse por una puerta detrás del altar mayor de la iglesia principal, por lo que se nos puso como condición que no desfilásemos por el templo enfundados ya en los pantaloncillos de entreno... ¡ni tampoco rebotando el balón!

Después de conquistado el campeonato, hubo un almuerzo de despedida que, en ese entonces, nadie consideró como el final de un ciclo. Pero pasada por la balanza de los años, vivencias como la de este mi "Dream team" son las que tiñeron mi conflictiva adolescencia de una sensación de felicidad que, curiosamente, crece con los años.

6 comentarios:

Gabriela Santos dijo...

¡Qué bonito! observo también que tenemos cosas similares, en especial la ¡altura!...jijiji

Luiggi dijo...

Hey!

Yo soy alumno del Colegio Salesiano Santa Cecilia, me gradúo este año, Promoción 2008. Aunque nuestro equipo de baloncesto está lejos de pasar una temporada invicto... seguimos siendo los Tigres de El Salvador ¡¡¡CHALECOS!!!

Carlos Roberto Escobar dijo...

hey, yo soy el capitan de el equipo codicader lo que en esta epoca es lo quer era la primera
jaja y como dice en el comentario anterior estubimos lejos pero no mucho de ser campeones, terminamos en tercer lugar pero solo a un juego de llegar a la final que lo perdimos con el liceo estando enpatados en puntos y nosotros con la ventaja de haberles ganado ya una ves en el campeonato. dolio tanto haber perdido el ultimo juego como jugador del colegio con el liceo jajaja y te quedas con una espinita de no haber podido llegar por lo menos a una final en la categoria con el CHALECO, esque eso es algo con loq soñas tanto despues de haber jugado desde los 7 años en el colegio que has estado toda una vida (14 años)y leer tu historia es como que lo tubiste tan cerca i no lo lograste y ya no te qeda otra oportunidad, otro año para poder intentarlo de nuevo, todavia no salgo del cole y ya hace tanta falta estar en el equipo del chaleco

Carlos Roberto Escobar
CODICADER 2008 #6

Anónimo dijo...

Muy bonito el articulo. Yo tambien jugaba en el equipo del chaleco, en el 2005 y pudimos conseguir solo el segundo lugar a nivel nacional. Son experiencias que nunca se olvidan... ahora no estoy en el pais y una de las primeras cosas que hare cuando regrese sera, ir a jugar a esa cancha donde me entrenaba todos los dias..

Anónimo dijo...

Hola a todos mi nombre es Jorge Navas y soy miembro de ese dream team.....y digo soy porque parece ser que mi vida se detuvo en ese tiempo. Tal como lo escribe mi amigo Rafael.....el pasado es una verdad.....no se puede borrar. Ahora miro atras y todo lo que he vivido, construido y algunas veces olvidado....Ya son 26 años y un poco mas de esa foto....para que los amigos que escribieron a tu blog lo sepan Rafael...ese juego lo ganamos 40 a 39 al Don Bosco y despues dos juegos mas (Liceo y otro colegio que no recuerdo) y fuimos campeones invictos.....Recuerden....Buenos Cristianos y honrados ciudadanos

Oscar Hassin dijo...

Mi nombre es Oscar Hassin, Soy chaleco de toda la vida – prom 2001-.

Amo el deporte nacional y amo el colegio que me dio lo que soy. (Cuando se mezclan ambos ocurre lo inevitable).

En estos momentos el Santa Cecilia –Chalecos- se encuentra disputando la liga mayor de Basketball en El Salvador. Justo ahorita 4:33 PM del 23 octubre de 2012 se enfrenta el Chaleco vs el Roll Royce. Me dirijo al gimnasio a apoyarlos. (Vamos 5to en la tabla y el próximo torneo parece prometedor).

Creería ser el único aficionado al colegio, pues me cuentan los del equipo que el colegio les ha dado la espalda, a tal modo que entrenan en otro lado y solo llevan el nombre por amor al colegio.

Espero cambiemos esto y logremos hacer un verdadero club del Chaleco, en el cual tenga fútbol, Voley y BKB.

TIGRE TIGRE….MA TU TIGRE!