martes, 28 de noviembre de 2006

El conjunto

Yo y mis lentes con la guitarra, segundo desde la izquierda.


Dos grupos musicales entre sus alumnos patrocinaba el colegio “Champagnat” de Santa Tecla: el de “los mayores” y nosotros, el de “los menores”. Los estelares eran, sin duda, los primeros.

Cuando ingresé al así llamado "conjunto", tenía diez años y recién había aprendido a tocar guitarra en las vacaciones de 1976. Los instrumentos institucionales apenas funcionaban y el repertorio existente lo formaban temas con círculos armónicos elementales (como una versión en español de “I shall sing”, de Art Garfunkel, y una adaptación instrumental de “Blue bayou”, de Linda Ronstadt). El director del grupo era “Tavo” Granadino, cuya mejor virtud fue siempre saber guardar la armonía no sólo de las notas, sino especialmente de los integrantes entre sí.

Aunque ensayábamos dos tardes por semana, durante los cinco años que duró aquel grupo sin nombre propio, nunca llegamos a tener más de quince canciones disponibles, aunque eso nos bastó para presentarnos en festivales musicales, mañanas y tardes deportivas, días festivos, etc., tanto en nuestro colegio como en otros vecinos y amigos.

La base del grupo éramos: Vladimir “Bachi” Hernández (guitarra), Mauricio “Tututo” Paredes (teclados), Francisco “Primo” Hernández (batería), Salvador “Teco” Rodríguez (sintetizador) y yo en el bajo. Hubo otros miembros fugaces, el más notable sin duda fue un tipo atrevido y medio destrabado: Raúl Francisco Góchez, el vocalista bilingüe que necesitábamos para las canciones cantadas de moda y con quien, pese a coincidir en segundo nombre y apellido, no había ninguna relación de parentesco.

Ahora que lo veo a la distancia, bien puedo afirmar que tuvimos nuestra pequeña época de fama local, incluso alguna presentación con gritolera de fans en plan de guasa. Y como ninguno de nosotros lograra avances sentimentales con las chicas por causa de la música... ¡nuestra permanencia en el conjunto fue el mejor testimonio del total compromiso artístico!

2 comentarios:

Napo dijo...

"Me disgustan las memorias (...). Generalmente las escriben personas que o han perdido completo su memoria o nunca han hecho nada digno del recuerdo."
Oscar Wilde
El crítico como artista

P.D.: Por lo menos no se pintaron la cara.

Antojitos Urbanos dijo...

Hola...te saludo Raul Francisco Gochez...gracias por la nota...que dias!! El repertorio en ingles, incluia "Another One Bites the Dust" the Queen, "I am the Beat"...de un grupo ingles que pasaban en Exitos Musicales, "She's so Cold" de los Rolling Stones...pero creo que la cancion que nos catapulcó en la fama...fue el "Pavo Real" del Jose Luis Rodriguez el Puma...

Te acuerdas cuando fuimos al Festival del Liceo Salvadoreño y a todo el mundo abuchearon y nosotros de entrada, y luego de ensayarlo avidamente, el Saludo de los Tres Chiflados.."HOLAAAA, HOLAAA, HOLAAA....HOLA!!" y luego de un silencio de como 10 segundos que esa barra hostil de Liceo, no supo que hacer con ello...cantamos el Leon Jodido, y levantamos ese Gimnasio...creo que nos aplaudieron mas que a la Estudiantina de ellos...y asi podemos escribir muchas historias...

Ahora si queremos hablar de puntos bajos...fue cuando fuimos "TELONEROS" de Aniceto Porsisoca y el Chele en el Gimnasio Tecleño, cuando se llamaba Adolfo Pineda,

Un abrazo!!